Cuando el “a vida o muerte cobra todo su sentido”…


La Victoria

La Victoria

Así es. Este domingo día 21, en el moderno Estadio de la Victoria, en Jaén,  los deseos ardientes de toda una ciudad se entremezclan en una amalmagama de ansiedad, ilusión, temor a que el bonito sueño se torne pesadilla… Aproximadamente se darán cita en ese estadio 18000 historias, 18000  recuerdos de tiempos mejores, 18000 corazones que vibrarán como si de uno mismo se tratara, el que simboliza el escudo del club que los une, el Real Jaén C.F.

Una ciudad de no más de 130000 habitantes del sur de España, con solera en la 2ª División B del futbol español, con esbozos de colarse en algunas ocasiones entre el grupo de los elegidos de la élite de nuestro fútbol, la Liga de Fútbol Profesional e incluso llegando a militar en dos ocasiones y en su vetusto estadio de La Victoria, en la primera división de nuestro fútbol.

La afición de la ciudad, sumida hasta hace muy poco en tristeza y desidia, se encuentra trás la larga travesía en el desierto que es la 2ªB, plenamente ilusionada, desbordando expectativas de público y obligando al club de sus amores a instalar gradas supletorias para alentar a los pupilos del vasco Terrazas.

Una afición animosa, sin grupos significativos ultras, pero con un fondo sur, que en buenos y malos momentos ha estado siempre al lado de su equipo. Una afición “antigua”, sin demasiados aspavientos, con cánticos de solera grabados a fuego en sus corazones, con un himno cortado como si de un viejo patrón de sastre se tratara, afición que muere de ganas de volver a ver a su equipo de nuevo comenzar una nueva andadura en la segunda división. Afición que ha sido ejemplo en todos aquellos campos que ha visitado, superando cualquier expectativa en sus desplazamientos en masa, incluso en aquellos de más de 10 horas de autobús. Es ahora cuando les toca recibir todo lo que ellos le han dado al equipo blanco.

Equipo campeón de la Copa de la R.F.E.F. en el estadio vallecano Teresa Rivero, ganador del galardón al juego limpio, con la defensa menos soleada de categoría nacional con un portero erigido en figura, Dani Hernández, y segundo tras un imponente Cádiz, ya ascendido, en su grupo IV de la 2ª B.

Equipo sin muchos lujos, con una política austera que le hacía falta, con un técnico adorado por los jiennenses, que ha sabido llevar a cabo su pragmatismo en todas las facetas del juego. Pero a su vez, equipo con una defensa espartana, con jugadores seguros y aguerridos como Espín o Castellanos o el canterano Galera, con un gran central polivalente como Fabios con gran juego aéreo, Cuenta con un  sensacional capitan y stopper, Iñigo Ros. Conjunto el de Terrazas, que juega sin extremos, se basa en un centro del campo de enorme calidad, Esparza, jugador poco usual en la categoría, de gran clase y visión de juego, de esos que parece que nunca están hasta que sabe aparecer para dar el pase justo o dar la tranquilidad necesaria a su equipo en ataque. Alex García y Sola, son los encargados de volcar el juego en la banda, canteranos del Athletic, incluso en el caso del segundo, campeón de Europa con la Roja en categoría u-18. Arriba quizás, el auténtico éxito y lujo del conjunto aceitunero, un sensacional 9, como los que ya no quedan, con excelente remate y juego aéreo y sencional juego de espalda y sin duda alguna, el ídolo de la afición, un jugador menudo, intrépido, rápido y con mucho veneno en sus botas, Joseba Arriaga, jugador que seguramente, no haya merecido jugar en campos propios de la 2ªB, y ojalá el año que viene, el fútbol pueda ser justo con él.

Equipo, férreo atrás y letal a la contra, que maneja perfectamente los resultados cortos y se mueve como pez en el agua en el fortín de La Victoria, donde no ha encajado un solo gol en toda al fase de ascenso, donde ha dejado en el camino a dos grandes equipos, Leganés y Ponferradina.

Por todo esto, el recurrido “a vida o muerte” cobra todo su sentido.

… Y por eso todos gritan “El Real Jaén Campeón”.

Anuncios

One thought on “Cuando el “a vida o muerte cobra todo su sentido”…

Los comentarios están cerrados.