El Maestro


Pau Gasol tras una decisiva canasta

Pau Gasol tras una decisiva canasta

Me estreno en nuestro blog para hablar de algo que hace 20 años habrían calificado de Locura Deportiva… y no me refiero a que Jaén iba a conseguir meter en su campo a casi 18.000 personas (y no son más porque no han puesto gradas subterráneas) para ver un partido de 2ª “B”. No hablo de esa proeza. Hablo de Pau Gasol, el primer jugador español en coronarse campeón de la mejor liga deportiva del mundo, la NBA.

Se ha hablado mucho durante estos últimos días de sus inicios como profesional en Barcelona, he escuchado en muchas tertulias aquello de la buena pinta que tenía aquel espigado alero. Mide 2’15 y pesaba 90 kilos. Entonces, ha comentado Aito García Reneses, no era lo suficientemente fuerte para jugar entre pívots. Diez años y treinta kilos después (pesa 118), se ha convertido en uno de los pívots más dominantes de la NBA.

Muchas son las voces que Pau ha acallado con esta final, las voces que le acusaron de débil y poco determinante cuando Boston barrió a LA en las finales del año pasado. Quizás tenga muchos seguidores y extrañamente no pocos detractores, pero lo que objetivamente nadie puede negarle es que ha sido el segundo jugador europeo en llegar más rápido a los 10.000 puntos, tras Nowitzki (MVP de la temporada regular en 2007), y por delante de (¿os suenan?) Divac, Sabonis o Kukoc , que ni llegaron.  O que ha sido el único jugador capaz de anular a Superman Howard en toda la temporada, y durante toda la serie. O que los Lakers navegaban a la deriva desde que Shaq se marchase y ‘casualmente’ desde que Pau llegara llevan dos finales, en año y medio, y un anillo. No me sobran argumentos para calificarle de débil y poco determinante.

The Master. El Maestro. Así lo apodaba Kareem Abdul Jabbar tras la consecución del anillo. Creo que viniendo de quien viene… mejor atenerse.

The Finals

Cambiando de tema, Las Finales han tenido poca historia… aparentemente. Howard no podía creer que después de desperdiciar una última posesión en el segundo partido en LA para luego caer en la prórroga, les pasase lo mismo en el cuarto ya en Orlando para quedarse 3-1 abajo. Tengo un amigo que postula en ese sentido: a última posesión fallada, prórroga perdida. Hasta ahí habíamos tenido una más que interesante final, quitando el primer partido, con un Gasol espectacular en los minutos calientes de las dos prórrogas, y, para gozo y jolgorio de los aficionados, un Kobe en plan ‘MEGA-KOBE’, promediando 32 puntitos por partido. Es el mejor.

Canasta para la historia

Canasta para la historia

Una gran defensa de Lakers, con Gasol y Ariza como estiletes, culpables de un Howard al 40% y los bajos porcentajes de triples de Orlando, han sido la clave. El resto ha sido cosa de Bryant y el plus de la gran aportación de Odom y Fisher, dos jugadores que venían haciendo unos penosos play-offs. Bravo por el Presidente del Sindicato.

De esta manera la NBA cierra el telón hasta el próximo año, curso baloncestístico 2009-2010, y nos quedamos todos con la sensación de que España y Pau Gasol han saldado las cuentas pendientes con el único gran continente deportivo que nos quedaba por conquistar.

Anuncios

2 thoughts on “El Maestro

  1. Lo más importante es eso, que no ha ganado el anillo como uno más, como pasajero que pasa sin pena ni gloria, sino siendo el jugador (sin contar a la bamba negra) más determinante de las finales, un espectáculo.

Los comentarios están cerrados.