Imaginaros que…


Trataré de dar un poco de ánimo, de aliento, un soplo de optimismo a los hoy por hoy decaídos ánimos del aficionado culé, ese aficionado que en cuestión de 3 semanas se desgañitó 3 veces celebrando 3 títulos diferentes, algo insólito en el fútbol español, y que hoy se levanta todas las mañanas abriendo la prensa para leer el nuevo superfichaje de la superproducción de, alabado sea, Don Florentino Pérez, Emperador del Imperio de Madrid y de todo lo que se ponga por delante. Y así, con esa cara de funeral, querido amigo culé, no se puede ir todos los días a trabajar porque eres carne de cañón para ese colega madridista que está deseando restregarte por la cara todos los títulos que su gran Real Madrid ha conseguido últimamente. ¿Pero no era el Barça el que había ganado todo este año? Eso creía yo.

Bueno, pongámonos en situación, ensoñemos. Temporada 2008-2009. El Barça, con un presidente sacado del circo a su frente, hace una temporada de risa, quedando por quinto o sexto año consecutivo eliminado por un equipo de cuarto o séptimo nivel en octavos de final de la Champions, y, para seguir con la tradición, cae con el humilde equipo de 2ª B que toque este año en la Copa del Rey. Cambios de entrenador, ferias en las ruedas de prensa, estafas en las asambleas, niños de 20 años como directivos… lo que se dice un equipo con solera. Sin darnos cuenta de lo triste que es nuestra vida, nuestro gran logro ha sido conseguir que el Real Madrid gane la Liga sólo 3 jornadas antes de que acabe y tener a la afición engañada, con la inestimable ayuda de la cada vez más bochornosa prensa de la ciudad, hasta que nos metieron media docena en el Camp Nou. Con todo y con eso, está claro que el Real Madrid se ha ayudado de los arbitrajes y de la suerte para ganar los tres títulos, ¿a que sí amigos?

El entrenador del Real Madrid, manteado tras ganar la Champions

El entrenador del Real Madrid, manteado tras ganar la Champions

El Real Madrid, equipo trabajado desde su base, cuenta con un nuevo entrenador, ex jugador del equipo, novato y que despierta dudas. Pero enseguida las despeja. Fútbol y más fútbol, eso es lo que se ve cada domingo en el Bernabéu de la mano de un equipazo compuesto de jugadores de la cantera, como Casillas, Ramos, Xabi Alonso o Cristiano Ronaldo, y fichajes acertados y trabajados, como Kaká, Benzemá o Lass Diarrá, que se han hecho grandes con los éxitos cosechados en el Real Madrid. Pasan los días y cada vez está más claro qué equipo manda en España y en Europa, a pesar de la prensa catalana que insiste en Villaratos, suerte y demás paparruchadas. Increíble que no se rindan a la evidencia. Así, por fuerza, por su propio peso y merecimiento, caen los tres: Copa, Liga y Champions. Alegría y jolgorio en Madrid… que desgraciadamente va a durar poco.

Anunciado a bombo y platillo desde hace meses, vuelve a la presidencia del Barça el último gran héroe del Galacticismo, que trajo a los mejores jugadores, entre ellos una estrella del Real Madrid, y nos llevó a los altares del fútbol… o de eso es de lo único que nos acordamos, que bastante tenemos con el añito que ha hecho el equipo. Viene acompañado de su mejor secuaz, todo clase, elegancia, don de la palabra y excelente escaparate al mundo. Poco más será su trabajo en el equipo. Nada más aterrizar trae a ese deseado jugador, ‘revival’ del mismísimo Zidane, que nuestro patético ex-presidente llevaba tiempo queriendo fichar: Andrés Iniesta. Máximo exponente de la sencillez, de la humildad y del trabajo para llegar al éxito. Caro, sí, pero lo vale. El Milan no ha tenido más remedio que sucumbir a su virtud innata que le haría acabar jugando en el Barça. Más caro iba a salir el siguiente (y a todo esto el gesto del madridismo estaba ya más que torcido) y más alegría todavía nos iba a dar, porque Alex Ferguson no cedía de ninguna manera, pero finalmente la superestrella del fútbol mundial cuya aura ahuyenta no sólo a los defensas rivales, sino también a cualquier cosa que no huela a Dolce&Gabanna, farándula y show mediático, acaba en Barcelona. Hablamos de Lionel Messi, a ver quién le tose. El próximo objetivo del ‘divino’ (presidente) es David Villa, quien a pesar del duro trabajo realizado por los medios de comunicación, no acaba cuajando y todo hace indicar que acabará en el Real Madrid. Quien osa rechazarnos se acordará mucho tiempo.

El barcelonismo sueña con verlos juntos

El barcelonismo sueña con verlos juntos

Así, poco a poco, se ha dado la vuelta a la tortilla, el madridismo, empezando por su presidente, mira con pavor cómo el eterno rival se trae a los mejores jugadores (menos a los que ellos ya tienen…) y ve cómo lo más que ellos tienen es la promesa de David Villa, por quien rezan todas las noches. Siguen cayendo los fichajes, Samuel Eto’o, delantero centro con hambre de mundo, que aunque no era el preferido, deja satisfechas las ansias de los barcelonistas por ver espectáculos fastuosos en las presentaciones del Camp Nou. Y también Gerard Piqué, menos ruidoso pero con trayectoria internacional y gran futuro. Esto, completado con jugadores aprovechables que ya estaban como Alves, Puyol o Henry, y los futuros posibles fichajes de Xavi o Touré, harán del Barcelona el equipo que destronará al Real Madrid (que ya no parece para tanto) de la cantera y el tiqui-taca. Ya está hecho.

Anuncios

3 thoughts on “Imaginaros que…

  1. El único culé de este país que le tiene miedo al Real Madrid es el propio presidente del Barsa que no ha sabido disfrutar de los 3 títulos. El Barsa es el mejor equipo del mundo, y yo como madridista estoy ilusionado no porque vayamos a ganarlo todo, sino porque ahora podemos combatir contra el Barça.
    Si el mundo fuera al revés….yo no tendría miedo del Barça..

  2. Lo del Barcelona es muy triste.En vez de estar alegres porque lo han ganado todo y porque tienen un equipazo ya hecho estan agriandose la sangre de mala manera.Era perfectamente conocido por todos que el Barcelona historicamente siempre tuvo más obsesion por el Madrid que viceversa pero la imagen de niños de cuatro años que estan dando estos dias…Y eso que el Madrid,asumiendo un riesgo que puede no salirle bien,esta haciendo un inmenso favor a la liga española y en general a los grandes clubes europeos.
    Por muy discutibles que sea los fichajes se ve que es una escepcionalidad para armar completamente un equipo y que obviamente las proximas temporadas no van a hacer ese gasto.Asi que no veo donde esta la polemica.

  3. Sinceramente, con los fichajes que ha hecho es para tener miedo… No significa que el Madrid vaya a igualar lo que el Barça hizo la pasada temporada, pero ni mucho menos va a finalizar la temporada como este año (refiriendome principalmente a copa de Rey y Champions). Lo que realmente le jode a Joan es el tirón mediático y el robo de protagonismo que el Madrid está sucumbiendo sobre el Barcelona. Parece una tonteria pero imaginad que ambos equipos hicieran este verano la típica gira asiática, ¿quién tendría más protagonismo y aficionados? ¿el Barça tricampeón en el año mas exitoso de su historia o el Madrid sin ningún título en la temporada pero los fichajes más revolucionarios en la historia del fútbol? El fútbol muchas veces requiere estratégia en el ámbito político para apartar a tu más eterno rival de los objetivos de las cámaras. Y en este sentido, Florentino lo ha hecho pero que muy bien. Lo que ha hecho el Barça este año es para quitarse el sombrero, pero lo que ha hecho este hombre creo que lo es aún más. Nadie podía esperar algo así. El año 2009 será recordado como el año en que el Barcelona logró el triplete pero en el que el Madrid fichó a 2 de los 3 mejores jugadores del mundo. Y eso nadie (incluso los catalanes) lo podrán olvidar. HALA MADRID!

Los comentarios están cerrados.