El regreso de Rafa Nadal


Nadal en su partido frente a Del Potro

Nadal en su partido frente a Del Potro

Unos se frotaban las manos, mientras otros se mordían las uñas. La semana anterior se jugó una nueva edición del Master 1000 de Cánada (este año celebrado en Montreal, sede principal junto a Toronto), y la noticia fue la vuelta de Nadal.

Muchos creían que perdería a primeras de cambio, y los más optimistas pensaban en una victoria en la final, pero el sabor ha sido agridulce, y era lo esperado dicho sea de paso. La clave era su estado físico, y a la conclusión del partido, en la comparecencia ante los medios del Master, el de Manacor se mostró contento, aseguraba que las sensaciones habían sido muy buenas, que la rodillas habían respondido perfectamente, y eso me tranquilizó mucho. Rafa nunca habla por hablar, es honesto y sincero, y dice las cosas como las siente sin vacilar, y ahí tenemos que apoyarnos para creer en nuestro depostista referencia.

No consiguió jugar a su nivel, perdió contra Del Potro y vió como al día siguiente Murray le quitaba el 2º puesto del ranking ATP. Son momentos difíciles para Rafa, que  ha pasado de arrollar sus rivales y aspirar al Grand Slam a ocupar al puesto 3 del mundo, y mirar con recelo como Murray, Federer o Del Potro disputan las finales de los grandes torneos. El tenis es un deporte muy duro, el calendario es muy apretado, y el sistema de puntuación castiga con dureza las ausencias o los tropiezos de los grandes jugadores en los torneos.

Con ese panorama se encuentra Rafa 2 meses y 3 semanas después de su derrota en París, con la necesidad de ganar un torneo importante antes de acabar el año, y con la mente puesta en el US OPEN que comienza a finales de este mes, su mayor desafío, y el problema es que le falta rodaje, ritmo de competición, confianza en los momentos importantes, y quizás llega un poco tarde para eso. Sería histórico ya que se convertiría en el jugador más joven de la historia en ganar los 4 grandes, y él es muy capaz de conseguirlo, hay que ser paciente.

Mañana empieza Cincinnati, torneo maldito para el tetracampeón de Roland Garros ya que nunca ha podido llegar a las rondas finales. Allí, Rafa debe enseñar la uñas, jugar un buen torneo y avisar a sus rivales de cara al 29 de Agosto.

Hay deportistas nacidos para superar momentos como este, para superarlos todos, y creo que ese es Nadal. El rey ha vuelto para seguir escribiendo su historia, y sólo sabe hacerlo con la “V” de victoria.

Anuncios