Rafa, el saque y el revés cruzado


Ayer jugaba Rafael Nadal su partido de 2ª ronda ante Nicolas Kiefer y poco a poco se van viendo cosas que dan señas de su verdadero estado actual. Se pudo ver anoche un gran partido de tenis, Kiefer no es la sombra del que fue pero con 32 años sigue demostrando que tiene calidad para repartir, lo cierto es que hizo sufrir a Rafa y mucho.

Nadal se lamenta por una ocasión perdida

Nadal se lamenta por una ocasión perdida

Tras un primer set de espanto del alemán, con un 38% de efectividad en su servicio y 15 errores no forzados, que se solventó en 24 minutos, empezó el partido de verdad. Rafa lo pasó realmente mal entre el 2-1 del segundo set, en el que tenía su servicio para consolidar el break conseguido en el juego anterior, hasta el 4-3 del tercero, donde consiguió el break que le facilitaría el set y más tarde el partido. En esta parte del partido se vio al Nadal ultraconservador, metido siempre 3 ó 4 metros tras la línea de fondo, tirando flojo y corto, metiéndose el codo en la nuca, con el revés anodino de antaño y un saque que, aunque entraba, era inofensivo. Sus porcentajes con el primer servicio deben subir con carácter de urgencia. Este es el jugador que no queremos ver, porque no tiene que venir Federer para ganarle, el mismo Tsonga en cuartos de final no tendría muchos problemas para superarle.

En líneas generales durante el resto del partido se le vio a buen nivel, rápido y con bueno golpes, la derecha le funcionó como suele y, lo más importante de todo, el revés también. Descartado el saque como parámetro de confianza de Rafa, ya que es un defecto que parece insalvable, el revés es el faro que guía su juego, si funciona todo irá mucho mejor. Es la faceta de su juego que más ha mejorado con diferencia y en mi opinión lo que le ha permitido ganar Grand Slams fuera de París. En superficies rápidas los golpes planos son importantísimos y Rafa se ha inventado un revés cruzado que es letal, anguladísimo y super rápido, cuando veo ese golpe sé que todo le va bien, se encuentra a tope.

Rafa remata con un paralelo

Rafa remata con un paralelo

Contra Gasquet lo bordó, aunque sea un tenista de dudosa valía el tío tiene calidad, y con Kiefer supo sufrir y mantener su juego en una línea general bastante buena. Veamos cómo transcurre su partido con Almagro y , presumiblemente, Monfils, a quienes en principio debería ganar, y sobre todo su nivel ante Tsonga, González o un jugador de clase alta como ellos, será determinante para saber si Rafa está preparado para plantar cara a Murray, Djokovic y Federer. Todo parece indicar que sí porque se le ve fresco y con muchas ganas, como nunca había podido llegar al US Open. El primer día dijo que viene a ganar y ya sabemos que si se propone algo… no suele fallar.

Anuncios