Cuando el dinero ya da igual


A la luz de las cifras es evidente que Zlatan Ibrahimovic ha sido el peor negocio de la historia del fútbol. Con él se gastaron 54 millones de euros y se regaló a Samuel Eto’o, que había marcado 30 goles, valorado en 25 millones, pues sólo le quedaba un año de contrato. Además el sueco ha recibido por un año 12 millones de euros de las arcas del FC Barcelona. Total: 91 millones de euros. Ahí es nada. Los frutos de todo esto no han sido, como todo el mundo ha podido ver, los que de él se esperaban.

La historia prometía ser feliz

Debo reconocer antes de nada que, aun siendo el amo y señor por méritos propios del Barça, Pep Guardiola no ha actuado del todo bien en esta situación. Nunca ha sido claro en una situación que ha perjudicado claramente al equipo y ha ido haciendo un vacío al jugador que tanto deseaba unos meses atrás. Quizás él pensaba que era la única manera de que Ibra explotara (cosa nada difícil) y consecuentemente saliera del club. El fin justifica los medios, dicen. No siempre. No sé si alguien quiere verse en la tesitura de ser marginado por Guardiola en un vestuario. 100% de probabilidad de derrota. He de mencionar también que las cifras de Ibra, no siendo ni mucho menos brillantes, han sido buenas. 22 goles en 42 partidos, lo que más o menos ha promediado en temporadas anteriores.

El caso es que yo siempre creí que este fichaje fue un error. Nunca creí que Eto’o fuera peor jugador que Ibra, se ha demostrado. Nunca creí que Ibra fuera a encajar en el juego del Barça, se ha demostrado. Nunca tuve fe en la actitud del jugador, ha demostrado ser un genio en determinadas y muy contadas ocasiones pero ha demostrado minuto tras minuto en el campo que no tiene ganas de ser futbolista, que no se sacrificaría jamás por nadie, no he visto peor actitud y más desesperante para el aficionado en un jugador en mi vida. Aparte la continua vocecita de Mino Raiola soltando perlitas desde ya principios de temporada, cosa que claramente viene orquestada conjuntamente con el jugador.

Ibra sale del Camp Nou con destino a San Siro

Todo este conjunto de cositas, por no mencionar la llegada del mejor delantero del mundo, David Villa, hacen para mi, y lo digo absolutamente en serio, que fuera mejor regalar, por 0 euros, al futbolista, antes de que siguiera en el Barça. Todos me dicen, “el peor negocio que he visto en mi vida”, evidentemente sobre todo madridistas. Es verdad. Pero el dinero está gastado y el daño todavía podía ser mucho mayor. Al final se han sacado tan solo 24 millones y la ficha de este año, poco beneficio económico para el club por lo pagado hace un año, pero enormes ganancias para el equipo de fútbol, el que sale al campo. En unos meses veremos si echamos de menos a alguien…

Anuncios

One thought on “Cuando el dinero ya da igual

Los comentarios están cerrados.