Gracias Rafa


“No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos” rezaba Will Smith en una de las mejores películas de superación personal de la historia, En busca de la felicidad. Así es como yo siento la historia de Rafa Nadal, una vida de superación personal, que le lleva a ser el mejor deportista de la historia de España por derecho propio.

Cuando a las 4.25am, 10:25pm en Nueva York, Rafa levantaba el trofeo de campeón del US Open, las estadísticas se convirtieron en la auténtica estrella argumental del evento: consecución del Career Grand Slam, jugador más joven en alzarse con su 9º Major, 2º jugador tras Rod Laver en ganar de forma consecutiva Roland Garros, Wimbledon y US Open, y una largo etecétera, etcétera…pero para mí no significaba sólo eso, para mí significaba la consecución de un sueño hecho realidad, de un sueño casi irrealizable, y eso dijo él.

El mérito de Nadal, su coartada para entrar en el Olimpo del tenis, no ha sido otra que su dedicación pura y absoluta por su trabajo, su pasión casi desmesurada por el deporte. No alcanzo a encontrar en el mundo, una persona que encarne mejor los valores que ensalzan a un deportista, los valores que reza y proclama el olimpismo. Ahí Rafa es el referente, en humildad, en educación, en la elegancia para reconocer las derrotas y disfrutar las victorias, en llevarse bien con sus rivales, en ser justo, y en ser deportivo, ahí es insuperable, y eso le hace inmenso.

Nadal ha llegado a la cima, pero no lo ha hecho gracias a ciertas aptitudes extraordinarias, pues él nunca disfrutó de determinadas habilidades especiales, como el potente saque de Roddick, ni con la perfecta derecha de Federer, ni siquiera la famosa volea de Sampras, NO, Rafa contaba con una mentalidad ganadora  y con una capacidad de sufrimiento y de superación nunca vista. Con 19 años se coronaba en 2005 campeón de Roland Garros por 1ª vez, y desde entonces, Nadal no ha parado de mejorar; sus descubridores, críticos y seguidores han demandado la ausencia de ciertos aspectos clave en el juego del mallorquín: su revés, su saque, su volea, su juego ofensivo….y ha respondido a todos, lo ha conseguido, se ha convertido en un jugador casi perfecto, imbatible en el tiempo. Su margen de mejora era tan grande, que el poder alcanzar esas cotas tan altas de tenis podía antojarse una tarea imposible, pero él no ha encontrado obstáculo que pudiera frenarle.

Por el camino, los mejores 5 años de tenis mundial de las últimas décadas,  la rivalidad más intensa y más emocionante que se recuerda entre dos tenistas, y muchos, muchos campeonatos, hasta 42, todo eso ante rivales como Djokovic, Murray o Del Potro, tenistas TOP que bien podrían haber sido números 1 en otra época, pero que no han podido porque han coincidido con Nadal y Federer. Ni siquiera una lesión de rodilla que hizo peligrar su carrera, han podido impedir que Nadal lograra alcanzar sus sueños.  Su mente es un prodigio, así lo dicen los que le conocen, que no se ha dejado influir por factores externos cuando más se duda de su estado, que entrenaba con esfuerzo e intensidad, poco a poco, mejorando día a día, sin dejarse voltear por las derrotas, que también llegaron.  Y se equivocaron, pues ya se sabe que el que está herido es el más peligroso, ya que sabe que puede sobrevivir, y así fue.

2010, ha llegado el huracán

Y llegó 2010, y arrasó, allá donde iba pasaba sobre sus rivales como un huracán, zarandeando y destrozando todo cuanto se ponía en su camino. Ya no se trata de ningún especialista en tierra, ahora es simplemente el mejor, el jugador más competitivo en todas las superficies. Ahora que Federer parece haberse echado a un lado, Rafa se presenta ante el mundo como el mesías del tenis, el único capaz de batir todos los records posibles, el heredero de la máquina suiza.

Para terminar, Rafa Nadal representa un cambio en la mentalidad competitiva del país, representa NUESTRO PAÍS, y como tal, debemos apoyarle y alegrarnos en cada victoria que consiga, porque aunque haya abierto un camino para los que vienen por detrás, probablemente nadie llegará a conseguir lo que ha hecho él. Es único e irrepetible, ha superado sus propios sueños y es para mí, el mejor deportista del mundo.

Gracias Rafa

Estadísticas de Nadal en estos enlace.

http://es.wikipedia.org/wiki/Asociaci%C3%B3n_de_Tenistas_Profesionales

http://es.wikipedia.org/wiki/Rafa_Nadal

Anuncios